sábado, 13 de diciembre de 2014

TELEVISIÓN / "Sonic Highways" (2014), una carta de amor a la música estadounidense

Paralelamente al lanzamiento del nuevo y excelente álbum de los norteamericanos Foo Fighters, "Sonic Highways" (2014), su líder Dave Grohl, ha desarrollado una serie de televisión con el mismo título donde se puede seguir al grupo en la grabación del disco. Por un lado, cada una de las ocho canciones que componen "Sonic Highways" se ha grabado en una ciudad de los Estados Unidos significativa por su valor histórico musical, por lo que podemos contemplar el proceso técnico en sí. Pero, por otro, y más importante, Grohl crea documentales sobre la historia de la música en cada una de esas ciudades, y cómo esa herencia cultural, aparte de explicárnosla de una forma sencilla y directa, le influye a la hora de hacer las letras de dichos temas.

El resultado es una auténtica gozada, una verdadera "carta de amor a la historia de la música estadounidense", en palabras de Dave Grohl. El artista ya había hecho un documental musical también muy interesante llamado "Sound City" (2013), donde describe la vida de uno de los estudios de grabación más emblemáticos del país (y del mundo) y que ya le permitió darse cuenta de que "la unión de música y documental casa bien porque las hsitorias narradas dan sustancia y profundidad a las canciones, de lo que resulta una más fuerte conexión emocional". Chicago, Washington D.C., Nashville, Austin, Los Ángeles, Nueva Orleans, Seattle y Nueva York son las ciudades elegidas, todas ellas rebosantes de un pasado musical que pervive y explica la música que se hace, cómo y por qué. Al final, también la serie acaba derivando en un homenaje no sólo a esos músicos y bandas que han creado la tradición y mantienen viva la llama, sino también a los estudios de grabación, como lugares casi místicos que han permitido obrar el milagro, lo que de alguna manera conecta "Sonic Highways" con "Sound City", aunque ampliando muchísimo más el campo temático.

Puedes ver la serie documental "Sonic Highways" en este enlace.

jueves, 27 de noviembre de 2014

CINE / 52º Festival de Gijón (y 2)

"Hombres, mujeres y niños", de Jason Reitman (Sección Oficial, fuera de concurso)
Ejemplar visión poliédrica y honesta sobre la influencia de las redes sociales en las vidas de las personas, sean éstas adultos o niños, de género masculino o femenino, a través de una serie de variadas historias entrecruzadas que dan perspectivas muy distintas sobre el asunto. Tan distintas casi como personas hay. De modo que consideremos internet tanto como un medio de grandes dimensiones y, por tanto, que amplifica sobremanera cualquier pequeño acto, como un canal de comunicación y, al fin y al cabo, de conocimiento entre esos seres humanos perdidos en la inmensidad del Universo. Es la idea que viene a argumentar Reitman en este filme, que supone una de sus obras más sólidas gracias a un guión muy bien articulado y a una galería de actores sobresaliente.

"Cold In July", de Jim Mickle (Sección Géneros Mutantes)
Digamos ante todo que "Cold In July" no deja de sorprender. Lo que empieza como un thriller de violencia cuando un desconocido asalta la casa de un tranquilo ciudadano da paso a un giro de guión en el que las dudas surgen por todas partes. Pero, no contento con ello, el director sigue dando vueltas de tuerca, si bien hasta tal punto que el final puede parecer algo inverosímil. Pero el caso es que te has entretenido tanto en el camino que tampoco importa demasiado.

"White Bird In A Blizzard", de Gregg Araki (Sección Oficial)
Un, en teoría, thriller sobre la misteriosa desaparición de una madre que añade más dosis de desorientación a su hija adolescente, enfadada con todo -como es propio de su edad-, y que, como película, va perdiendo el hilo por momentos hasta culminar en un final efectista. La buena actuación de Shailene Woodley no mitiga las flaquezas del filme, que no gana precisamente con una Eva Green un tanto excesiva.

"I'm Beso", de Lasha Tskvitinidze (Sección Rellumes)
Las andanzas de un par de chavales en la Georgia rural empobrecida y sin futuro. Los muchachos van de aquí para allá sin orden ni concierto, quizá como metáfora de un país desestructurado y errante. Luego hay una trama de soterrada homosexualidad del hermano de uno de ellos y sus ansias de huir hacia la Europa Occidental. En fin, todo contado sin mucho rumbo.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

CINE / 52º Festival de Gijón (1)

"Calvary", de John Michael McDonagh (Sección Oficial)
El director de "El irlandés" (2011) no deja el humor negro, aunque esta vez se decanta por una especie de drama existencialista que tiene por protagonista a un apacible párroco de un pequeño pueblo de Irlanda. La tranquilidad pronto se rompe cuando una anónima víctima de abusos sexuales en su infancia amenaza con asesinar al cura, aun siendo éste inocente, en representación de una pretendida venganza por el silencio de la Iglesia. A partir de entonces, el buen hombre dispone de una semana para averiguar quién quiere matarle y convencerle de lo contrario, al tiempo que recibe la visita de su hija, con la que nunca ha tenido buenas relaciones, y trata de atender a una parroquia de lo más pecadora. Una cinta que apuesta por una narrativa original, sin caer en tópicos, y que mezcla bien todos los elementos para desarrollar una historia realmente impactante, con un Brendan Gleeson sublime.

"Red Army", de Gabe Polsky (Sección Gran Angular)
Brillante documental que narra la creación del que probablemente fue el mejor equipo de hockey sobre hielo de la historia: la selección de la Unión Soviética de los años 80. Muestra de forma certera todos los aspectos de tal hazaña: desde los inicios con el genial entrenador Anatoli Tarasov a la llegada del tiránico Víktor Tijonov, desde la maestría de los cinco principales jugadores a las difíciles vidas personales de estos, tanto en la Unión Soviética como en los Estados Unidos, cuando trataron de hacer carrera en el Nuevo Continente. Todo un viaje por una pasión deportiva y todo lo que se movió alrededor.

"Thy Womb", de Brillante Mendoza (Ciclo Brillante Mendoza)
Nada conocía de la filmografía del director filipino Brillante Mendoza, pero ahora empiezo a valorar mejor su cine. Cierto que está narrada con cierta parsimonia, pero la historia de la mujer infértil que busca con ansia una esposa para su marido, y así lograr el retoño deseado, va tomando cuerpo hasta abarcar implicaciones personales y sociales de alcance. Todo ello protagonizado por personas de la calle, con sus vidas envueltas en la miseria y salpicadas por la violencia del conflicto entre guerrilla islámica y ejército, cuyos problemas les refuerzan su carácter para salir adelante.

"Hope", de Lee-Joon-ik (Sección Rellumes)
A veces melodrama excesivo, otras sensible acercamiento al dolor, "Hope" navega a pesar de todo con la suficiente eficacia para adentrarnos en la compleja y dura situación en la que una niña es agredida sexualmente. A partir de aquí, su cuestionable recuperación y todo lo que afecta a la familia y el entorno copan la base de un argumento nada fácil de explicar con éxito.

"O menino e o mundo", de Alê Abreu (Sección AnimaFICX)
Filme de animación demasiado naíf para los adultos y escasamente atractivo para los niños, centrado en ideas como viajar por el mundo y el paso del tiempo. La técnica sencilla y el contenido ligero no ayudan a mantener el interés.

jueves, 13 de noviembre de 2014

CULTURA / Exposición "Nikola Tesla: suyo es el futuro"

Fascinante la exposición que se ha montado en la cuarta planta de la Fundación Telefónica (C/ Fuencarral, 3, Madrid) sobre el genial Nikola Tesla (Smiljan, 1856-Nueva York, 1943), gracias al empeño como comisarios de Miguel Ángel Delgado (uno de los grandes expertos españoles en la figura del inventor) y María Santoyo. "Nikola Tesla: suyo es el futuro" desvela los secretos del hombre que concibió la corriente alterna y la radio, y fue pionero en campos como la robótica, los aviones de despegue vertical, las armas teledirigidas, las lámparas de bajo consumo, las energías alternativas o la transmisión inalámbrica de electricidad. Lo más apasionante es la aportación que ha hecho a la muestra el Museo Nikola Tesla de Belgrado y que contribuye a reunir una colección de piezas del inventor que, por supuesto, funcionan y pueden ser accionadas por los visitantes para comprobar de primera mano las proezas que realizó el genio. Para los que no conozcan su historia, los que os animéis a pasaros hasta el 15 de febrero por la exposición podréis indagar en la guerra de las corrientes que mantuvo con Edison, inventor más conocido por el público general y que, sin embargo, resultó inferior en talento a Tesla. Un ciclo de talleres para niños, jóvenes y adultos, y una serie de actividades paralelas completan la ineludible cita.

lunes, 20 de octubre de 2014

CINE / 59º Seminci de Valladolid

"Dos días, una noche", de Jean-Pierre y Luc Dardenne (Sección Oficial)
Una historia de planteamiento sencillo que pronto se vuelve tan enrevesada como las peores situaciones vitales. Gran cine social, pero del que no contiene moralejas, sino verdades como puños, tan sencillo y tan complejo como la vida misma, en la línea de lo que están sufriendo día a día muchas, demasiadas personas. Una mujer con depresión va a ser despedida por su empresa pero es animada para plantear una votación entre sus compañeros, que se ven ante la maquiavélica tesitura, orquestada por los jefes, de perder su ansiada prima monetaria si se la chica se queda. Y así, con sencillez, siguiendo a la protagonista (enorme, angustiosa interetación de la espléndida Marion Cotillard) en su campaña de dos días y una noche por hablar con cada uno de sus compañeros (no precisamente sobrados de dinero) para convencerles de que renuncien a la extra a cambio de seguir trabajando (torticera elección), el filme crece y crece hasta que pone sobre la mesa el tema de fondo: ¿dónde está nuestra dignidad?

"Whiplash", de Damien Chazelle (Sección Oficial)
Ser el mejor en algo cuesta, y no sólo esfuerzo sino pérdidas emocionales, sobre todo si se convierte en una obsesión. En el altamente competitivo entorno de un conservatorio de jazz, el profesor Fletcher (espectacular composición a cargo de J.K. Simmons), perfeccionista hasta lo enfermizo, quiere conseguir a toda costa un nuevo Charlie Parker, un nuevo genio. Se topa con un alumno que apunta maneras y que ambiciona ser el mejor baterista de jazz. Miel sobre hojuelas. A partir de ahí se inicia una relación tan artísticamente sublime como humanamente malsana. Progresivamente hipnótica, su impactante conclusión lo resume todo.

"Diplomatie", de Volker Schlöndorff (Sección Oficial)
 Llevaba un tiempo sin noticias del veterano director alemán Volker Schlöndorff ("El tambor de hojalata", 1979), pero mi reencuentro con él no ha podido ser más grato. Excelente cine histórico que aborda la noche del 24 al 25 de agosto de 1944. En París, las tropas alemanas se saben cerca de la derrota, pero el plan de Hitler incluye no dejar la ciudad intacta a los aliados. Multitud de explosivos se reparten por los puntos neurálgicos de la urbe: desde la torre Eiffel a la ópera y los puentes que cruzan el Sena. Una barbarie más en la cuenta de los nazis. Pero, ¿qué pasó aquella noche para que la historia cambiara su curso? El duelo interpretativo entre Niels Arestrup y André Dussollier nos da todas las claves en esta deliciosa recreación, que vuela por encima de sus orígenes teatrales.

"Marie Heurtin", de Jean-Pierre Améris (Sección Oficial)
Sensible película basada en el caso real de una chica ciega, sorda y muda en la Francia rural de finales del siglo XIX. De cómo los padres, que bastante tienen con sobrellevar la pobreza, la entregan a unas monjas para que la cuiden. Pero no es sólo una cuestión de intentar adaptarse a la vida en esas duras condiciones, sino que se inicia el arduo proceso de aprendizaje de un lenguaje de signos que haga mínimamente posible la relación de la niña con su entorno y, por encima de todo, de una socialización pendiente de la criatura, hasta entonces acostumbrada a vivir poco menos que como los animales. Un filme que cuenta con naturalidad una historia realmente extraordinaria.

"Lucifer", de Gust Van Den Berghe (Sección Oficial)
Por un agujero en la pantalla vemos un discurrir de sandeces notable, a cargo de actores nada profesionales que interpretan (?) un argumento incomprensible. Sencillamente, un insulto a la inteligencia.

viernes, 10 de octubre de 2014

MÚSICA / Tibio concierto de Morrissey en Madrid

Era mucha la expectación que tenía por volver a ver en los escenarios a Morrissey, ex-co-líder de The Smiths, ya que no es un tipo que se prodigue especialmente por estos lares. A pesar de que su último disco es más bien regulero, tenía bastantes oportunidades de hacer un conciertazo ante una parroquia entregada. Pero, lejos de complacer a la audiencia con sus más selectos temas, Morrissey optó por un repertorio difícil, lleno de canciones poco conocidas... No las mejores, vaya. A pesar de que el espectáculo comenzó por todo lo alto, con "The Queen Is Dead" (uno de los platos fuertes de The Smiths), lo que continuó fue una sucesión de composiciones que no lograban conectar con la audiencia. Sólo algunos pocos momentos más de brillo ("You Have Killed Me", "I'm Throwing My Arms Around Paris", "Trouble Loves Me", "Certain People I Know" y "Everyday Is Like Sunday" -de su carrera en solitario- y "How Soon Is Now?" -de la época The Smiths-) lograron evitar el tedio. Aunque no hay lugar para el aburrimiento con un Morrissey activista permanente contra el maltrato animal (esa crítica explícita a las corridas de toros) y contra la ingesta de carne (esos vídeos de matanzas de cerdos, vacas y pollos en sucios y crueles mataderos). Pero esa faceta polemista es secundaria para mí, que hubiera valorado un concierto más intenso y repleto de sus mejores temas, que los tiene, y muchos. Quizá la próxima vez...

Artista: Morrissey
Lugar: BarclayCard Center (Palacio de los Deportes) - Madrid
Fecha: 9 octubre 2014,  21:30 h.
Precio: 50 euros + 6 euros de gastos de comisión.

martes, 7 de octubre de 2014

CINE / Festival de Cine Fantástico de Sitges (y 2)

"Housebound", de Gerard Johnstone (Sección Fantàstic Panorama)
El primer largometraje de Gerard Johnstone es una divertidísima y mordaz vuelta de tuerca al planteamiento de las casas encantadas, pretexto que utiliza para establecer el retrato de unos personajes raros y estrambóticos. La película empieza con temática social: una chica marginada es atrapada por la policía intentando robar un cajero y el juez la condena a reclusión en la casa de su madre por ocho meses... Lo bueno empieza cuando se empiezan a oír sonidos extraños y a percibir apariciones fantasmales. Entonces, la película gira hacia el género de casas poseídas. Pero esto no es más que el principio de todo lo que viene. Un humor bizarro y una historia original y muy bien contada son las bazas de este estupendo filme.

"I Origins", de Mike Cahill (Sección Oficial Fantàstic)
De nuevo Mike Cahill ("Otra Tierra -2011-) vuelve a abordar con mucha credibilidad científica y muy buen sentido narrativo una historia impactante. ¿Qué pasaría si se descubre que hay dos personas con exactamente el mismo iris ocular (supuestamente signo identificativo único de cada individuo)? Pero la película, dado que ésta se trata de una especie de precuela de toda la idea original que el director estadounidense pretende contar en una próxima entrega, dedica tiempo primero a mostrarnos la relación que se establece, por un lado, entre el científico protagonista (muy bien, Michael Pitt) y su novia, y, por otro, con su becaria en el laboratorio donde investigan la evolución del ojo en distintas especies animales. Y, en el fondo, establece un debate entre los límites del conocimiento proporcionado por la ciencia y la posibilidad de respuestas espirituales.

"The Voices", de Marjane Satrapi (Sección Oficial Fantàstic)
Dando un giro a su filmografía, la iraní Marjane Satrapi ("Persépolis" -2007-) se atreve con el género de psicópatas, aunque desde un punto de vista peculiar, pues trata de introducirse en la mente del enfermo protagonista para, por un lado, hablar de la dicotomía entre lo que piensa y la realidad, y, por otro, establecer una empatía a pesar de todo. Por eso, la historia comienza como una especie de comedia romántica... hasta que empìezan los asesinatos y al espectador se le queda la risa congelada. Es, por tanto, una apuesta que busca un equilibrio realmente difícil, pues es complicado identificarse con un personaje principal con tales problemas mentales (interpretado por un excelente Ryan Reynolds, por cierto) pero, por otro lado, el humor siempre presente en la cinta y la buena estructura del guión acaban logrando un filme diferente y apreciable.

"The Guest", de Adam Wingard (Sección Oficial Fantàstic)
Adam Wingard ("Tú eres el siguiente" -2011-), acostumbrado a romper las reglas del género de terror, apuesta en "The Guest" por el humor y la ironía para hablar de un militar que entra en las vidas de una familia y se acaba convirtiendo en alguien imprescindible, en una especie de superhéroe. Brutal, pero perfecto. Pero, claro, siempre hay un lado oscuro y un secreto que descubrir. Bien hecha y bastante entretenida, siempre que se le pille el punto.

"A Girl Walks Home Alone At Night", de Ana Lily Amirpour (Sección Oficial Fantàstic)
Un filme algo irregular pero con una convincente atmósfera que bebe de filmes recientes como "Sólo los amantes sobreviven" -Jim Jarmusch, 2013-, en la que los vampiros son gente culta y sufridora. En este caso, una vampira anda suelta en una supuesta ciudad iraní y se cruza con una serie de personas, unas le servirán de alimento y otras... Otras quizá le hagan tilín.

"Réalité", de Quentin Dupieux (Sección Oficial Fantàstic)
Un juego en el que se tratan de borrar las fronteras entre realidad y ficción en el cine. Divierten sus guiños y su resolución. Sin embargo, el esfuerzo es tan surrealista y excesivo que uno tiende a desconectar...

"La distancia", de Sergio Caballero (Sección Oficial Fantàstic)
Estúpida y pretenciosa hasta decir basta. "Un peliculón", dice su director. Un buen montón de mierda, digo yo.

domingo, 5 de octubre de 2014

CINE / 47º Festival de Cine Fantástico de Sitges (1)

"Musarañas", de Juanfer Andrés y Esteban Roel (Sección Oficial Fantàstic)
Apadrinados por Álex de la Iglesia, el primer largometraje de  Juanfer Andrés y Esteban Roel es una producción muy cuidada, tanto en lo estético como en lo argumental. Se trata de un intenso drama psicológico a cuenta de los traumas del pasado de dos hermanas solas en la vida, que llevan un día a día de clausura en la cerrada España de principios de los 50. Sobre todo de la carga que arrastra la mayor de ellas (estupenda y desgarradora Macarena Gómez) y de los secretos que, poco a poco, con buen pulso desde la dirección, se van descubriendo. Un ligero tono de contextualización social de fondo y, sobre todo, una buena capa de agradecible humor negro acaban por redondear un filme que promete una interesante carrera por parte de sus responsables.

"[REC 4]: Apocalipsis", de Jaume Balagueró (Inauguración)
Más que digna conclusión (o quizá pueda seguir, porque el final es abierto) de la saga que se inició con [REC] (Jaume Balagueró y Paco Plaza, 2007). Esta cuarta entrega vuelve al fin de la primera para seguir los pasos de la superviviente, el policía que la rescata y los científicos, todos ellos encerrados ahora en un barco de aislamiento, marco perfecto, lógicamente, para que cunda el pánico más y mejor. Aunque ya no hay sorpresas, el metraje proporciona buenas dosis de tensión, sangre y humor.

"Under The Skin", de Jonathan Glazer (Sección Oficial Fantàstic Especials)
Sí, es realmente tentador ver esta película sólo por el hecho de que Scarlett Johansson se desnuda integralmente. Más allá de eso, se trata de una historia interesante, que explica la llegada a nuestro planeta de extraterrestres que vienen a la caza de humanos para quedarse con su piel, que usan para su propio camuflaje... Hasta que uno de ellos (el que lleva la forma de la Johansson) tiene dudas y empieza a establecer simpatías por las personas... Grave error. En fin, buen planteamiento y buenas ideas que, sin embargo, son contadas de una manera a veces pelín tostonera. Pero, prevalece su originalidad.

"Creep", de Patrick Brice (Sección Fantàstic Panorama)
La prueba de que a veces se puede hacer cine interesante con mínimos recursos. Nos encontramos ante una película aparentemente típica de "found footage", pero poco a poco se va viendo cómo el director no nos lo pone fácil e incluso juega con el espectador, prolongando la tensión y haciendo dudar del siguiente giro. El fondo de fina ironía también se agradece. No obstante, el filme no esconde su encuadre dentro del citado subgénero, con las limitaciones que también tiene.

"Young Ones", de Jake Paltrow (Sección Oficial Fantàstic)
Extraña mezcla de western y filme de futuro distópico en el que el agua escasea y se convierte en causa de lucha por conseguirla. Sobre ese fondo va creciendo un drama de rivalidades personales que está contado de forma un tanto deslabazada. Aun así, interesa lo suficiente y, sobre todo, crea un microuniverso bastante curioso.

"The Stranger", de Guillermo Amoedo (Sección Oficial Fantàstic Òrbita)
Otra película que se apunta al planteamiento de la dura y sufriente vida de los vampiros, que viven con el peso de su maldición. En este caso, uno de ellos pretende acabar con los últimos de su propia especie (aunque sean su mujer y su hijo) para evitar al mundo males mayores. Bajo la producción de Eli Roth, Guillermo Amoedo apunta maneras, anque el resultado queda lejos de brillar.

domingo, 28 de septiembre de 2014

CINE / 62º Festival de San Sebastián (y 4)

"Relatos salvajes", de Damián Szifron (Sección Perlas)
Varias historias enhebradas por una temática de humor negro, reacciones violentas y situaciones surrealistas conforman un filme brutal, por momentos hilarante y siempre sorprendente. Desde el episodio inicial (el más original y brillante, digno de Woody Allen) hasta la caótica boda del final, pasando por el pique de los conductores ("El diablo sobre ruedas" de Spielberg llevado a sus consecuencias más tremebundas), la kafkiana historia del "Bombita", el demencial relato del chantaje o el del asesinato por venganza... Nos encontramos ante un muestrario que impacta no sólo argumental sino también visualmente.

"Magical Girl", de Carlos Vermut (Sección Oficial)
Una historia diferente contada de forma distinta. Carlos Vermut se consolida como una apuesta de futuro con una película que parte de situaciones normales para convertirlas en extraordinarias, que transforma las relaciones entre las personas en algo peligroso e incluso perverso. La cinta se salta las convenciones de lo políticamente correcto y descoloca al espectador. Pero también hay una dirección estudiada, un cariño (aunque frío) por los personajes, una elegancia en la estructura y en las formas... Un nuevo estilo fílmico a tener en cuenta, en fin.

"Samba", de Eroc Toledano y Olivier Nakache (Sección Oficial -fuera de concurso-)
Los responsables del éxito de taquilla "Intocable" vuelven a la carga con otra película candidata a batir récords de venta, pues contiene elementos de suficiente atractivo (la problemática de la inmigración, las relaciones interraciales...) que son contados en forma de comedia social amable. Apta, pues, para un amplio público que disfrutará con una historia que contiene las dosis justas de concienciación y entretenimiento.

"Escobar: Paradise Lost", de Andrea Di Stefano (Sección Perlas)
La alargada sombra y los últimos años en libertad del narcotraficante colombiano Pablo Escobar a través de una historia que le define indirectamente: la de un surfero canadiense que se casa sin saberlo con la sobrina del gran capo. El filme toma forma de thriller medianamente interesante cuando el chaval trata de escapar a la despreciable influencia de su tío político e intenta huir con su esposa para salvar la vida. Pero lo más logrado de la película es la encarnación que hace Benicio del Toro de Pablo Escobar: absolutamente espectacular.

"Vie sauvage", de Cédric Kahn (Sección Oficial)
El típico ejemplo de cine que contiene ideas muy interesantes contadas de una forma tirando a tostonera. Basada en hechos reales, la historia cuenta las andanzas de una familia que opta por vivir en el campo, al margen de la estructura social. Esta situación se complica con el hecho de que la pareja se separa y cada uno lucha por llevarse a los hijos, hasta que le padre consigue llevarse a dos de ellos y centran el relato.Por tanto, la posiblidad (o no) de vivir una vida alternativa y la problemática de unos niños que crecen como fugitivos y sin posibilidad de tener una madre son cuestiones de suficiente calado como para haber dado lugar a un gran filme. No es el caso. Todo queda muy tibio debido a una dirección onerosa y reiterativa.

viernes, 26 de septiembre de 2014

CINE / 62º Festival de San Sebastián (3)

"Tigers", de Danis Tanovic (Sección Oficial)
Estamos ante una película de denuncia sólida, directa, valiente e inteligente como pocas. Un verdadero ejemplo a seguir dentro de ese particular género que busca remover conciencias, en este caso, a través de una historia real en la que David vence a Goliat. A veces ocurre (pocas). Un insignificante vendedor de alimentos infantiles en un país irrelevante del tercer mundo (Pakistán) descubre que su producto -elaborado por la multinacional para la que trabaja (nada menos que Nestlé)- causa la muerte de cientos de bebés. Sus dudas, primero, y la enorme dificultad de la tarea a la que se enfrenta, después, parecen condenar su causa: destapar el escándalo, evitar que se siga comercializando el alimento, condenar a la gran corporación. Pero su insistencia y la ayuda de una ONG y de algunos medios de comunicación internacionales le permitirán llegar más lejos de lo que cree. No es una lucha fácil, sin embargo, y la película también retrata sin esconderse la parte más oscura de esta historia que emociona y conmociona al mismo tiempo.

"Negociador", de Borja Cobeaga (Sección Zabaltegi)
Borja Cobeaga deja esta vez la comedia loca para abordar un tema realmente serio (la negociación en 2005 entre el Gobierno y ETA) pero desde un prisma desmitificador, humano y siempre con el sentido del humor característico del director vasco. Falta hace que nos riamos de todo lo solemne y trascendente, y en ese sentido, esta cinta entronca con "8 apellidos vascos", de la que Cobeaga es coguionista, pero hasta ahí los parecidos con dicha película. "Negociador" es muy diferente, pero también muy necesaria.

"Lasa y Zabala", de Pablo Malo (Sección Oficial -fuera de concurso-)
Una parte de nuestra historia reciente, un grave error, que es preciso recordar para no volver a repetir: saltarse el Estado de Derecho para luchar contra ETA, algo nunca se puede justificar. En 1983, dos integrantes de la banda terrorista fueron secuestrados, torturados y ejecutados por los mismos que deberían perseguir a los etarras, sí, pero con la ley. Años después se destapó el caso y los responsables (al menos, los identificados) fueron puestos en manos de la justicia. Con todas las dificultades del proceso, la película recrea bien los hechos y quizá se echa en falta una mayor contextualización de los acontecimientos y algo de fuerza fílmica.

"Eden", de Mia Hansen-Love (Sección Oficial)
Los años de auge de la música electrónica garage en Francia a través de la historia de un ficticio DJ. La historia insulsa del protagonista no aporta gran cosa hasta que, poco a poco, con el paso del tiempo, el argumento gana en profundidad para retratar el auge y caída de un ser que se niega a cambiar y a adaptarse, y que no es capaz de disfrutar con plenitud lo que tiene. Es el retrato de una derrota vital, aunque su vida interese más bien poco (sobre todo, si a uno no le gusta ese tipo de música).

"La desaparición de Eleanor Rigby", de Ned Benson (Sección Perlas)
Cierto que esta versión ha sido mutilada por los productores hasta quedar reducida a dos horas de metraje (¡del total de cinco!), pero mi opinión debe basarse en lo que veo y esto es un filme que da vueltas narrativamente sin ofrecer una historia con fuerza suficiente. La cinta habla de las repercusiones de un hecho fatal en la vida de una pareja e inicialmente iba a estructurarse en la visión de él y de ella de forma independiente. Nada de eso queda en la película estrenada, que resulta un mediocre pastiche.

"Aire libre", de Anahí Berneri (Sección Oficial)
Un filme que describe el proceso de desmoronamiento de una pareja trasladándolo al espectador a través de una sucesión de escenas irritantes (peleas, incomunicación afectiva, ruidos, gritos...). Puede que en el fondo haya un sentido para hacerlo así, pero el resultado es desagradable.